xCuentos.com

Relatos Eróticos - Reales, de fantasía, sexo en grupo y mucho más! Disfruta leyéndonos!

Soñando sin fin

DebbieCharles

  • Newbie
  • *
    • Mensajes: 8
    • Ver Perfil
en: Junio 29, 2019, 10:50:19 am
Introducción:

                Al borde del orgasmo, una y otra vez....           



 



            Estaba sobre su cuerpo desnudo y sudoroso.  Sus labios de coño estaban goteando con la anticipación de su polla dura entrando en ella.  Bajó esa bella dureza, tocando el exterior de la vagina que la esperaba, burlándose de ella, y luego entrando lentamente.... "maldición, no, no, no te detengas, por favor, no te detengas", como Catalina despertó del sueño que la ha perseguido todas las noches durante tanto tiempo.



Ella miró hacia arriba y él no estaba allí.  "¿Cuándo se hará realidad este sueño?", pensó.  Cómo su cuerpo sufría por la dureza masculina, presionando contra ella, golpeando su carne hacia la dicha orgásmica.  Se agachó y se tocó, sintió sus cálidos labios externos, su hinchado clítoris a punto de estallar.  Sus dedos entraron en su humedad, uno, luego dos, dentro y fuera, luego masajeó su clítoris lentamente y luego ferozmente hasta que su cuerpo se arqueó en el orgasmo.



Ella yacía allí, agotada por el orgasmo, pero al mismo tiempo, frustrada sexualmente porque necesitaba esa polla dura en lo más profundo de su ser.  Estaba cansada de años de mantener su sexualidad acosada, de estar con un hombre que no podía satisfacerla.  Sabía que tenía un apetito sexual que iba a ser difícil de satisfacer y que debía seguir buscando a aquel hombre que pudiera liberar ese lado de sí misma que había mantenido oculto durante tanto tiempo.



Más tarde ese mismo día, se encontró con su amiga para tomar una copa en un bar de solteros.  Le dijo a su amiga que había vuelto a tener ese sueño del mismo sexo que la ha estado persiguiendo durante semanas.  Ella se volvió y jadeó, "Ahí está....el hombre de mis sueños.  Sé que es él".  La vio mirándola fijamente y caminó hacia ella, sus ojos azules penetrando en los de ella, mirando profundamente dentro de ella, y sonrió.  Él sabía lo que ella quería, y ella sabía que se lo iba a dar.



Siguió a Catherine hasta su coche y se subió.  Ninguno de los dos dijo una palabra mientras Catherine conducía tan rápido como podía a su apartamento.  Caminaron hacia la puerta, las manos de Catalina temblaban, su respiración se aceleraba, aunque él no la había tocado todavía.  Pero ella sabía.....que este era el hombre que podía liberar a la criatura sexual dentro de ella.



La puerta se cerró y tocó su rostro, su mano siguiendo su cuello y tocando ligeramente sus pechos a través de su ropa.  Su respiración se aceleró y se desabrochó la blusa, exponiendo sus grandes pechos para que él los viera.  Ahuecó uno y luego el otro con una mano, dejando que la otra mano bajara más por el cuerpo de Catalina hasta su entrepierna mojada.  Ella acarició ligeramente su pecho, y luego vio su mano alcanzar el bulto que había aparecido en sus pantalones.  Se quitó el resto de la ropa y se bajó la cremallera de los pantalones, soltando esa hermosa polla que tanto tiempo había esperado.  Ella se arrodilló frente a él, besando su duro eje, y luego lamiéndolo mientras le acariciaba las pelotas.  Él se metió más y más profundamente en su boca y a ella le encantaba la forma en que se sentía su pene al crecer contra su lengua.  Se retiró de su boca, la empujó suavemente al suelo, se quitó los pantalones y se arrodilló sobre ella.  Su lengua encontró su boca de espera y su mano encontró sus labios externos, tan húmedos y listos para él.



Pero él no iba a darle lo que ella quería, todavía.  Su lengua seguía su cuerpo, lamiendo y chupando sus pechos, haciendo que sus pezones estuvieran duros y erguidos.  Sus dedos trabajaron en su entrepierna, y su cuerpo se calentó tanto que pensó que iba a explotar.  Su boca se movió más hacia abajo, lamiendo la parte interna de sus muslos, rozando ligeramente su vello púbico ahora húmedo con sus propios jugos.  Abrió sus piernas más y más y lamió sus labios externos, luego encontró su clítoris que ahora estaba en pie en atención.  Catalina no pudo soportarlo más, y a medida que movía su lengua más y más rápido contra su clítoris, arqueó su espalda, empujando su coño contra su cara y llegó al clímax.



La besó tiernamente en la entrepierna y comenzó a lamerla de nuevo con tanta suavidad.  Ya era hora.....ella lo sabía.  Levantó su cuerpo por encima de ella, su polla dura y palpitante.  Él se burló de ella con ella, dejando que se frotara contra su duro clítoris una vez más, lentamente, y luego más rápido.  Ella arqueó sus caderas para encontrar ese hermoso eje con el que ella había estado soñando por tanto tiempo y él comenzó a entrar en ella lentamente, luego permitiendo que más de sí mismo entrara en su coño pulsante.  Sí, ella podía sentirlo, ahora.  Era lo que ella había estado soñando durante tanto tiempo.  "Dámelo, ahora", gritó ella, "todo".



Dio una última zambullida, Catalina soltó un grito....... "oh, Dios, no, no, no otra vez, esto no puede estar pasando, no ahora, por favor" como ella despertó de nuevo.


 

SimplePortal 2.3.7 © 2008-2020, SimplePortal